¿QUÉ EVITAR AL EMPRENDER UN NEGOCIO? - KOM
01 (800) 890 5856

¿QUÉ EVITAR AL EMPRENDER UN NEGOCIO?

Emprender un negocio siempre supone un riesgo que hace que el futuro parezca incierto. Parece imposible pronosticar lo que vendrá. Sigue estos consejos para evitar errores al emprender tu negocio.

 

El mundo del emprendimiento empresarial de esta época está lleno de negocios emergentes o startups. Estos negocios se presentan como ideas que están en proceso de construcción y saliendo al mercado. Para lograr emprender exitosamente, se lanza un prototipo con la esperanza de que el producto madure y evolucione en la marcha. Esto quiere decir que la compañía estará pendiente de la respuesta de los usuarios y hará cambios con base en sus opiniones.

Este modelo ha tenido una gran aceptación, pues se basa en la promesa de abaratar gastos y costos. La propuesta resulta muy atractiva para los usuarios que buscan novedades que respondan a sus necesidades, pero debes tener cuidado. Muchas de las compañías startup fracasan al poco tiempo debido a la falta de planeación que requiere un negocio.

Las compañías que emprenden tomando el tiempo para definir conceptos fundamentales y cuidan los detalles principales logran alcanzar el éxito. Toma nota de estas equivocaciones comunes y evita cometer errores básicos y fatales al emprender un negocio:

1.      NO SABER VENDER EL PRODUCTO O SERVICIO

La propuesta de valor es tan importante como el producto o servicio que vende la compañía. No bastará con tener una buena idea o un buen producto, sino que hay que saber vendérsela al cliente. Para lograrlo, es esencial tener claridad y convicción acerca del producto o servicio que lanzaremos al mercado. Procura alejarte de clichés y ambigüedades que harán que tu producto se pierda entre los demás.

Si tu producto o servicio se parece a alguno que ya esté en el mercado, busca un elemento que lo haga diferente. Agrega tu toque personal y busca una manera original de ofrecerlo a los clientes haciéndolo más atractivo que la competencia. Aunque una compañía provee un excelente producto y servicio, si no lo sabe explicar le valdrá muy poco.

Plantea las necesidades que tu compañía suplirá y ponte en el lugar del cliente para exponérselos de manera entendible.

2.      NO ATERRIZAR MONTOS Y TIEMPOS

Para aterrizar un negocio, es necesario que de antemano sepamos con exactitud el presupuesto necesario para arrancarlo. También es necesario planear tiempos e imponer metas para alcanzar los objetivos planteados en el plan previo al lanzamiento.

De la misma manera, se deberán calendarizar los flujos de efectivo del negocio: las entradas y salidas de dinero. De esta manera tendrás el control de tu economía aún antes de lanzar tu producto o servicio al mercado.

3.      NO BUSCAR AYUDA

Muchas veces cuando se emprende un negocio se cae en el error de pensar que no se necesita ayuda profesional. Pensamos que el outsourcing está destinado únicamente para las grandes compañías y no servirán para nosotros. La realidad es que las pequeñas compañías pueden ver resultados impresionantes al tercerizar algunas de sus actividades, sobre todo administrativas. La ayuda experimentada puede ser un factor determinante para lograr el éxito de tu compañía si se hace adecuadamente.

4.      ECONOMIZAR EN TODO

Es cierto que una compañía startup necesita economizar lo más posible para poder mantenerse a flote y en competencia. Algunas compañías cometen el error de buscar economizar en absolutamente todo y perder importantes oportunidades de inversión debido a esto. Debes considerar que no existen proyectos rentables que no requieran, aunque sea, una mínima inversión para comenzar.

Se trata de encontrar el balance entre operar estructuras sencillas con mínimos costos y la inversión útil para la empresa.

Como puedes ver, es posible evitar algunos errores comunes al emprender y echar a andar tu negocio desde hoy.  Consulta los servicios que KOM tiene para apoyarte en esta nueva etapa de emprendimiento y comienza tu compañía startup desde hoy.

Te puede interesar: CLAVES PARA CREAR UN PLAN DE OUTSOURCING

Dejar un comentario