CLAVES PARA CREAR UN PLAN DE OUTSOURCING - KOM

CLAVES PARA CREAR UN PLAN DE OUTSOURCING

El outsourcing es, para muchas empresas, una de las mejores ayudas que pueden obtener para mejorar su productividad y rentabilidad. ¿Conoces cómo hacer un plan de outsourcing?

 

En México y en el mundo existen cada vez más empresas que contratan outsourcing para mejorar su rentabilidad. La realidad es que el outsourcing puede ayudar a todo tipo de empresas; desde las más grandes hasta las más pequeñas. Lo que hace a una empresa diferente a las demás es la planificación y gestión del tiempo. Para lograr que estos dos elementos formen parte de nuestra empresa, es fundamental hacer un plan de outsourcing. Este plan debe llevarse a cabo con sumo cuidado y siguiendo los siguientes pasos que te ayudarán a hacer crecer tu negocio.

PASO 1: HAZ UN DIAGNÓSTICO DE TU EMPRESA

Ya sea que vayas empezando o que tu empresa ya tenga trayectoria recorrida, toma un momento para analizar su estado. Si notas que está estancada o que podría ser más productiva, es momento de considerar la externalización de algunos procesos.

Todos hemos oído hablar del outsourcing y lo pensamos como una alternativa para grandes empresas, pero no es así. Además, existen muchas creencias falsas alrededor del outsourcing que deberás aclarar antes de pensar en contratarlo.

PASO 2: DESCUBRE LAS TAREAS MENOS RENTABLES

En cualquier empresa se pueden encontrar tareas que son poco o nada rentables que terminan por ralentizar los procesos. La mayoría de estas acciones son meramente administrativas: asesoría, solicitud de presupuestos, respuesta a correos estándar, responder preguntas frecuentes, etcétera. Por más pequeñas que sean estas tareas, consumen tu tiempo evitando la productividad y costando diminutas, pero constantes cantidades de dinero. Al distinguir estas tareas, podrás elegir qué tipo de outsourcing es más rentable para incorporarlo a tu negocio.

Te puede interesar: TIPOS DE OUTSOURCING

En KOM contamos con el servicio de Administración Integral para ayudarte con esos procesos administrativos que absorben tu tiempo. Al delegar estas tareas podrás notar un importante incremento de rendimiento y mayor libertad y horas de descanso. Además, podrás dedicar más tiempo a estrategias de negocio y, por consecuencia, expandir el alcance de tu compañía.

PASO 3: HAZ UN PLAN A CORTO, MEDIANO Y LARGO PLAZO

De esta manera podrás plasmar tus metas, conocer tus límites y definir hasta dónde te gustaría llegar. Ten en cuenta que las decisiones relacionadas con el outsourcing tienen un alto componente estratégico para la empresa. La estrategia que elijas deberá estar bien estipulada y definida para que plan de outsourcing pueda tener el efecto deseado.

Si contrataras un outsourcing sin tener un plan estratégico definido, correrías el riesgo de hacer gasto en lugar de inversión.

PASO 4: CONOCE TUS OPCIONES

Existen muchas empresas de outsourcing, pero sólo algunas están registradas ante la Asociación Mexicana de Capital Humano (AMECH). No tomes una decisión antes de asegurarte de que la empresa que elegiste se encuentre registrada. Haz un cuadro comparativo con las ofertas de distintas empresas y elige la que mejor combine con los objetivos que trazaste.

KOM se encuentra entre las empresas que sí cuentan con dicho registro y con distintas ofertas de servicios de outsourcing.

PASO 5: ELIGE LA MEJOR OPCIÓN PARA TU EMPRESA

Una vez que seguiste cada uno de estos pasos y calculaste los beneficios y riesgos, será momento de subcontratar. Ahora estarás tomando una decisión completamente informada y con base en las necesidades de tu empresa.

Tu plan de outsourcing ahora está listo para entrar en vigor y demostrarte que la tercerización beneficia a todos. No lo dudes más; anímate a hacer tu propia estrategia y disfruta los beneficios que el outsourcing tiene para ti.

 

Dejar un comentario