OFFSHORING VS OUTSOURCING - KOM

OFFSHORING VS OUTSOURCING

En el mundo de los negocios existen varios conceptos que a simple vista nos parecen similares, pero no lo son. Entérate de las diferencias entre el offshoring y el outsourcing.

El concepto de outsourcing supone la tercerización o externalización de algunos servicios o tareas en cierta organización o empresa. Las empresas optan por esta opción de estrategia de negocios por ahorro de costes o por sus amplios beneficios. La externalización pretende, además de satisfacer necesidades concretas de las empresas, permitir a la empresa concentrarse en la actividad central de su negocio.

Este término comenzó a ponerse en práctica a finales de los años ochenta y ha ganado importancia en las últimas décadas. Algunas veces puede llegar a confundirse con otro concepto que también implica cierta legación de actividades en una empresa. Hablamos del offshoring, que erróneamente se ha utilizado como sinónimo de la tercerización en los últimos años.

¿QUÉ ES OFFSHORING?

El offshoring se refiere a la deslocalización de empresas, es decir, el traslado de procesos empresariales a otro territorio. Las empresas optan por la deslocalización por motivos muy similares a los de la subcontratación, pues buscan reducción de costos.

DIFERENCIAS ENTRE OFFSHORING Y OUTSOURCING

Para hacer una comparación atinada de ambos conceptos, se deben de considerar varios aspectos, por ejemplo:

  • Propiedad: Las empresas que contratan un servicio a otra compañía para concentrarse en sus actividades hacen outsourcing. Esto quiere decir que el proveedor se encarga de llevar a cabo el servicio fuera de la organización. Cuando una empresa hace offshore, en realidad el trabajo continúa haciéndose dentro de la empresa, aunque en otro territorio. Todo lo relacionado con el proceso de producción de la empresa sigue perteneciendo a la misma.
  • Control: Las compañías que deciden apostar por el offshoring en lugar de la subcontratación lo hacen porque les permite mayor control. El offshoring permite a la empresa resolver imprevistos de una manera más directa e inmediata. La externalización implica la delegación de ciertas actividades, pero representa un menor gasto para la compañía contratante.
  • Tipos de proceso en el negocio: El offshoring puede presentarse de varias maneras: servicios, fabricación o I+D (Investigación y Desarrollo). El primero se describe como la deslocalización del servicio de atención al cliente, departamentos administrativos, etcétera. En el segundo encontramos empresas que abren plantas en territorios con mano de obra abundante y menos costosa. Mientras que el offshoring de investigación y desarrollo se refiere a la apertura de centros de investigación en otros territorios. En la subcontratación, por otro lado, es poco común que haya externalización de investigación y desarrollo. Lo común en la externalización es que se subcontrate tanto la producción como determinados servicios necesarios para la empresa.
  • Flexibilidad: Al externalizar, si las cosas no funcionan bastará con cambiar de proveedor o finalizar un contrato. La deslocalización puede ser un proceso mucho más costoso en tiempo, dinero o recursos propios de la empresa. El offshore supone mover parte de la compañía, creación de nuevos contratos, peticiones de licencia, entre otras inconveniencias. Existe un mayor riesgo de llevar a cabo una maniobra más limitada y de mayores pérdidas para la empresa.

OUTSOURCING EN KOM

Ahora que conoces las diferencias entre offshoring y outsourcing, podrás decidir cuál es la opción más adecuada para tu empresa. En KOM nos hemos especializado en externalización y ofrecemos servicios profesionales que harán crecer a tu empresa. Contamos con una amplia experiencia y una importante cartera de clientes que respaldan la calidad de nuestros servicios. Ponte en contacto con nuestros expertos y empieza a notar el crecimiento en tu negocio.

Te puede interesar: ¿QUÉ ES OFFSHORING?

Dejar un comentario