10 CONSEJOS PARA AHORRAR EN TU EMPRESA - KOM

10 CONSEJOS PARA AHORRAR EN TU EMPRESA

Al pensar en ahorrar, siempre pensamos en el ahorro personal. Sólo unos pocos pensamos en el ahorro empresarial y en su utilidad. Hoy traemos para ti 10 consejos para que comiences a ahorrar en tu empresa.

 

En todas las empresas hay gastos necesarios e innecesarios, la clave está en aprender a distinguirlos y diferenciarlos. La magnitud de ahorro será directamente proporcional a la seriedad con la que tomes las medidas de disminución de gastos. Toma nota de los siguientes consejos que te ayudarán a mejorar el flujo económico de tu empresa.

1.      HAZLO TÚ MISMO SI PUEDES

Existen tareas dentro de la empresa que puedes hacer tú mismo sin necesidad de contratar personal para desempeñarlas. Para ahorrar es necesario hacer ciertos sacrificios como evitar recurrir a personas que hagan algo que puedes hacer tú. Por ejemplo, si sabes arreglar tú mismo un ordenador, no es necesario que contrates a un técnico en informática. Este simple paso puede ahorrarte miles de pesos mensuales que podrás invertir en otros procesos o infraestructura.

Claro que hay actividades que, aunque puedas hacer tú, a la larga podrás delegar para enfocarte en tus actividades.

2.      APROVECHA LOS BENEFICIOS DE LA SUBCONTRATACIÓN

Hay quienes piensan que contratar una empresa de outsourcing significa un gasto; la realidad es que es más barato. Es mucho más económico contratar a una empresa para ciertos trabajos que contratar a personal que los haga. Actividades como asesoría, gestión, logística, contratación de personal, administración de nómina, etc., pueden ser llevadas a cabo por otras empresas. Así, evitarás contratar a personas que se dediquen a ello y se puede dedicar ese tiempo “ganado” a otras funciones.

3.      EVITA LOS GASTOS HORMIGA

Los pequeños gastos diarios parecen poca cosa, pero si sumas el total de lo gastado notarás el gran desembolso. Procura identificarlos lo más pronto posible y utiliza ese dinero para invertir en infraestructura o ahorrar para imprevistos.

4.      AHORRA EN GASTOS BÁSICOS

Puede empezar con pequeñas acciones como ahorro de agua, reutilización de material de oficina, electricidad, teléfono, etcétera. Con pequeños detalles ahorrarás una gran cantidad de dinero; únicamente hay que saber cómo hacerlo. Por ejemplo, puedes cerrar bien las ventanas y puertas cuando utilices el aire acondicionado o calefacción. Usa el agua con racionalidad y procura comunicarte con tu empresa por vía electrónica o en persona evitando el papel. Reutiliza las hojas que imprimas y, en la medida de lo posible, evita hacer impresiones de documentos irrelevantes.

5.      INFÓRMATE SOBRE LAS MARCAS

Actualmente existen muchos productos que, a pesar de no provenir de una marca reconocida, son de gran calidad. Abandona las marcas que por su renombre signifiquen una mayor inversión y dale la oportunidad a las marcas más pequeñas. En algunos casos es imprescindible tener ciertas marcas en la oficina, pero la mayoría de las veces no es así.

6.      NEGOCÍA CON TUS PROVEEDORES

Busca tener una relación ganar-ganar con tus proveedores en la que ambos salgan ganando en una negociación. Busca conseguir mejores precios que los que pagas actualmente y ofrece a cambio alguna retribución.

7.      COMUNICACIONES

En lugar de utilizar llamadas o SMS para comunicarte, busca usar mensajes instantáneos o video llamadas para hacerlo. Si recurres a la tecnología e internet verás un gran ahorro, utiliza el Wifi que ya pagas para obtener mayores beneficios. También busca comprar teléfonos móviles más económicos con buenas características en lugar de los más populares y costosos.

8.      DALE OPORTUNIDAD AL HOME OFFICE

El home office se refiere al trabajo desde casa; con esta modalidad no sólo gana el empleado, sino la empresa. Piensa en el gran ahorro que significará en cuanto a costos de traslado, energía, materiales de oficina y tiempo.

9.      APROVECHA LOS RECURSOS GRATUITOS

Dependiendo de la actividad de tu empresa existen múltiples recursos que pueden ser aprovechados. Existe desde software libre hasta programas de mensajería gratuitos para hacer video llamadas, crear facturas, gestionar, etcétera.

10.  APROVECHA LAS AYUDAS PÚBLICAS

Investiga acerca de los recursos gratuitos que existan en tu comunidad y aprovéchalos al máximo para tu empresa. Si cuentas con un gestor o asesor, puedes consultar todos los beneficios que puedes obtener a través de estas ayudas.

Comienza a ahorrar desde hoy y mira cómo la economía de tu empresa comenzará a fluir fácilmente.

Te puede interesar: ¿QUÉ ES LA CULTURA DE AHORRO EMPRESARIAL?

Dejar un comentario