¿QUÉ PASARÁ CON EL OUTSOURCING PARA 2020?

¿QUÉ PASARÁ CON EL OUTSOURCING PARA 2020?

El outsourcing se ha vuelto una herramienta indispensable en el mundo actual ¿Pero qué pasará con él en 2020? Lo discutimos a continuación.

 

El outsourcing es una de las tendencias empresarialesdel entorno laboral moderno y cada vez más empresas se decantan por él debido a sus múltiples beneficios  (además de que permiten a las empresas centrarse en su actividad principal para volverse más competitivas) ¿Pero hay algo nuevo para 2020 que debamos saber?

Tal vez el cambio más drástico hasta el momento para el outsourcing en México fue la más reciente modificación a la Ley Federal del Trabajo. Esta modificación reguló la tercerización para que todos los empleados recibieran prestaciones de ley, sin importar si eran empleados de planta o temporales.

Desde ese momento los cambios han sido mínimos. No obstante, una nueva reforma a las leyes laborales lleva siendo planteada desde octubre de 2019. Esta reforma iría enfocada a que las empresas que usan la subcontratación como método de evasión de impuestos dejen de hacerlo.

En el pasado, para deducir impuestos derivados de un servicio de subcontratación, el contratante debía recopilar documentos que avalaran que la empresa subcontratada estaba reteniendo el IVA y el ISR correspondientes al salario de cada empleado. Sin embargo, estas medidas no funcionaron y ahora se propone que sea el contratante el que retenga el IVA de forma directa.

Las críticas de parte del sector empresarial no han tardado en salir en la luz, pues se temía que esta ley pudiese encarecer los costes de la subcontratación y dejar sin liquidez monetaria a las empresas subcontratadas.

Dicho esto, la realidad es que ninguno de los temores del sector empresarial se cumplió. Esto se debe a que la ley final terminó siendo algo diferente a lo que se propuso en un inicio. En primer lugar, se esperaba que el porcentaje de retención de IVA fuera por el 100%, pero terminó siendo por el 6%.

Sin embargo, cabe destacar que la redacción de la ley es ambigua, por lo que los usuarios de la subcontratación siguen en espera de un reglamento general que les indique cómo deberán efectuar la retención del IVA y cómo reportarla. Pero más allá de esto, el entorno de la tercerización se mantiene seguro y como una gran opción para aquellos que ya gozan de este servicio.

La reforma tampoco afectará a trabajadores subcontratados e incluso supone beneficios para ellos y sanciones más altas para quienes limiten la seguridad social para sus empleados. Además, las organizaciones subcontratadas deberán demostrar su capacidad de cumplir necesidades de seguridad social y deberán registrarse en el padrón de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

 

Conclusión

A pesar de las recientes reformas a la ley, el outsourcing sigue siendo una gran opción tanto si eres empleado como empleador. Con las nuevas reformas la subcontratación aumenta su credibilidad ante las organizaciones fraudulentas que la utilizaban para evadir impuestos, lo que representa un gran paso hacia la formalidad en un país que la necesita con urgencia.

Dejar un comentario