CÓMO GESTIONAR TU TIEMPO EN EL TRABAJO Y AUMENTAR TU PRODUCTIVIDAD
01 (800) 890 5856

CÓMO GESTIONAR TU TIEMPO EN EL TRABAJO Y AUMENTAR TU PRODUCTIVIDAD

La rutina laboral es, casi siempre, algo estresante. Pero no te preocupes, las tareas a realizar no tienen por qué hacerte perder el control de tu día. Existen diversas formas de administrar tu tiempo laboral de forma rápida y eficaz sin tener que pensar demasiado.

Por eso aquí te presentamos algunos tips para incrementar tu productividad laboral sin afectar el equilibrio emocional, y por supuesto de salud.

     Ve paso por paso

Lo primero es que seas realista en cuanto al tiempo del que dispones para llevar a cabo tus actividades de trabajo. Ya sea a lo largo del día, la semana, o del mes. Plantéate objetivos claros. Es indispensable dedicar algunos momentos para el análisis y la revisión de los objetivos propuestos. Aquí es común que surjan nuevas ideas para complementar los proyectos ya existentes, o incluso los nuevos a gestionar.

También es importante darte un respiro, es decir, ir marcando pautas entre cada jornada. Es como darnos una recompensa por cada labor realizadadesde un café hasta leer o ver algún vídeo sobre algún tema que sea de tu interés.

Lo siguiente es aprender a priorizar. Sí, así de simple, darle preferencia a lo que sabes que es más importante. Ya sea porque sabes que te es más fácil, y podrás terminarlo rápidamente, o sólo porque es más sencillo. Esto aumentará tu productividad en el día.

No temas a decir “no”. En ocasiones se intenta abarcar más de lo que se puede sabiendo que no contamos con el tiempo necesario, ya sea porque tenemos trabajo acumulado o porque se tiene el trabajo justo al día. Aprender a decir no cuando es imposible hacer alguna otra labor ayudará a que agilices de forma eficaz tu agenda del día.

     Trabajo en equipo

Es importante que seas flexible y aprendas a trabajar en equipo. Ser productivo también consiste en repartir el trabajo de forma inteligente. Esto no quiere decir que hagan las cosas por ti, sino que organices el trabajo de tal forma que no lo tengas que hacer solo ni los demás tampoco. Es una ventaja que hará mucho más eficaz y productivo al equipo.

Empezar por lo que menos se quiere es una técnica para que hacer lo que sigue más sencillo, pues enfrentarte de buenas a primeras con lo que más te fastidia es equivalente a afrontar el miedo a realizarlo. Es claro que no es fácil empezar la jornada así, pero lograrlo facilitará y aumentará tu productividad.

 

    Descansa

Ponte límites.Pasar demasiadas horas haciendo lo mismo no es una buena idea ni para ti, ni para nuestra productividad. Si ves que alguna tarea te está costando demasiado, que te distraes muy fácilmente y que definitivamente parece imposible no posponer, date un espacio, aparta ese proyecto y concéntrate en algo más. Distraerte con algo distinto y darte un respiro hará maravillas con tu concentración y tus ganas para volver a comenzar con más energía.

Cuando consigas encontrar la técnica que te ayude a gestionar tu tiempo de trabajopodrás disfrutar de ciertas ventajas derivadas de la buena gestión del tiempo: reducirás el nivel de estrés laboral, serás más productivo y eficiente, mejorará tu calidad de vida, no solo a nivel laboral, será más fácil crecer a nivel profesional, puesto que conseguirás grandes resultados en menos tiempo.

Recuerda que hay que trabajar para vivir y no vivir para trabajar. Trata de no abrumarte demasiado, el trabajo siempre estará ahí, en cambio los momentos de recreación y libres son diamantes en la actualidad. Lo mejor es que aprendas a disfrutar de ambas, dentro de todo van de la mano.

Dejar un comentario